NOVILUNIO

Foto: Mar Gómez Iglesias

El deseo ha quedado al contrario del reloj y
los vientos, traen desde lejos su olor

El contacto de la piel ha emigrado y
la noche, pierde el encanto de las estrellas

Las comisuras del cuerpo han desvanecido y
sin embargo, entre sombras vuelven vivas

Las palabras han quedado como hojas secas y
el sol, ha salido ahí